En pleno Bajo Cinca, a escasos 5 kilómetros de Fraga, en el término de Pilaret de Santa Quiteria, se encuentra Villa Fortunatus, uno de los yacimientos arqueológicos romanos de arquitectura rural más importantes de Aragón.

Además de relevancia como villa romana posee un atractivo más, ya que allí se encuentran diferentes muestras de uno de los pocos ejemplos de basílicas paleocristianas de la Península Ibérica que han llegado hasta la actualidad. También se han localizado evidencias posteriores de presencia visigótica.

Recreación de Villa Fortunatus de http://arqueolugares.blogspot.com.es

Los restos hallados corresponden a la finca de un potentado romano, quien ocupó la villa desde el siglo II d.c. Este territorio pertenecía al Convento Jurídico Caesaraugustano, dentro de la provincia romana Tarraconense, y se situaba junto a una calzada que unía Caesaraugusta e Ilerda. Se ha denominado a este yacimiento Villa Fortunatus debido a que uno de los mosaicos hallados parece hacer referencia al propietario como FORTV – NATVS.

Villa Fortunatus. Fuente: Villa Fortunatus. Fuente http://www.patrimonioculturaldearagon.es

La villa data del siglo II d.c y estaría ocupada hasta el siglo IV, siendo ampliada y decorada con ricas y vistosas composiciones de teselas, que se han conservado hasta nuestros días. Además, del mosaico que da nombre al yacimiento, se hallaron seis piezas que pertenecen el calendario romano, así como otras donde se encuentran representadas diferentes deidades romanas como Venus o Eros e incluso algunas con motivos cristianos.

La distribución de la Villa sigue los cánones habituales de las viviendas privadas romanas. Está divida en tres partes. La primera corresponde a un patio interior de unos 300 m2 donde se situaba un pozo y un aquarium, este último decorado con temática marina. En un segundo lugar encontramos el peristilo, del que se conservan las bases de las columnas, con podio, basamentos y fustes de columnas, y la parte de las estancias. Por último, la tercera corresponde a una basílica, en la cual se conservan laudas sepulcrales paleocristianas y parte del basamento del ábside. El templo cristiano está fechado a finales del siglo IV principios del siglo V.

Además de los restos encontrados, la villa dispondría de las instalaciones adecuadas para la práctica de las actividades ganaderas y agrícolas tales como graneros, establos o almacenes, así como edificios donde los trabajadores pudieran alojarse.

En 2004 fue declarado Bien de Interés Cultural y entre 2006 y 2008 se instaló una cubierta para proteger los restos de los posibles agentes externos que puedan dañarlo.

Fuentes: www.patrimonioculturaldearagon.es y www.romanicoaragones.com

  • Show Comments (3)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies