🎄 12 Tradiciones y platos típicos en Noche Buena y Navidad en el Altoaragón.

javier abadias y sus recetas sin gluten

Aunque este año las reuniones familiares y de amigos en torno a una buena mesa se van a ver reducidad al mínimo, los productos tradicionales de estas fechas no van a faltar en nuestars mesas Navideñas. Cardo, trufa, caldos y cava del Somontano, empanadicos, turrón de guirlache son solo un ejemplo de nuestras riquísimas tradiciones navideñas.

El ternasco de Aragón asado al horno es una de nuestras tradiciones más arraigadas presentes en toda la provincia, el capón guisado con castañas, ciruelas y dátiles. Otro de los productos estrella es el cardo en salsa de almendras o con bacalao presente en toda la provincia. Y por supuesto el guirlache.

Cardo en salsa de almendras
Ternasco Asado. Fotografía del www.caprichogratal.es
Fotografía de www.chispis.com
Fotografía de www.iberianwinesandfood.com

Entre las tradiciones que se conservan en nuestra provincia, se encuentra la de la localidad de Somanés, pueblo donde en estas fechas existe la costumbre de beber vino quemado con fruta, una especie de zurracapote.

En el Pirineo una buena cena típica de Nochebuena cuenta con torta navideña, empanados con espinacas, pastelillos de calabaza, bellotas dulces, peras asadas, higos secos, pasas, nueces y orejones.

En Valfarta acostumbran a elaborar empanadillas de cabello de ángel y en Alcalá del Obispo de siempre se han preparado empanadones de calabaza y dobladillos, mientras que en la Puebla de Castro el postre preferido es el panillet, pastelillo compuesto de almendras y miel.

Otro denominador común en municipios Alto aragoneses como Arcusa son las chiretas.

En Graus también son habituales los postres Como los pastelillos que realizan con calabaza o almendras, además de los turrones. Los turrones más codiciados en esta localidad son los llamados «negros «realizados con almendra entera.

javier abadias y sus recetas sin gluten

La cena tradicional de Fonz también incorpora el cardo con bacalao y los pastillo de calabaza.

Biescas, para la Nochebuena y la navidad consume los tripiligates (Menudillos y patas de cabrito, sangre animal, azafrán, pimentón, piñones, pimienta, patatas y cardo).

En Monzón se cena cardo con bacalao y piñones.

Todos los pueblos de Monegros consumen cardo aliñado con salsa de almendras y durante toda la navidad el poncho, una bebida con vino cocido con frutas, canela y azúcar.

La Tronca de Navidad

Una de las tradiciones que todavía persiste en muchos pueblos del alto Aragón, y que se está recuperando en las ciudades, es la quema del tronco de navidad, Tronca de navidad o Cabirón.

El jefe de familia lo enciende tras bendecirlo al grito de «Cabirón, Cabirón, caga turrón», manteniendo lo encendido casi todas las Navidades.

El Cabirón simboliza la casa vinculada a la familia, al fuego y a la tierra. En La Litera se tapa con un saco ocultando golosinas, turrones y juguetes para los más pequeños de la casa. Antiguamente, la tronca se debía quemar, como mínimo, de Nochebuena a Reyes, aunque variaba según los lugares. De hecho, hay un dicho que dice «tizón verdadero, de Navidad a Año Nuevo». Más importante que el hecho de quemar la tronca en el hogar, en muchos pueblos se recogía la ceniza «bendita» porque se consideraba que tenía propiedades. De hecho, se utilizaba como abono para extender por los campos en el serrablo O para blanquear la ropa o prevenir el piojillo en gallinas y conejos en otros pueblos.

de http://www.pirineo.com/

¿Conoces alguna más?