#HuescaLaMagia

#QuéVerHuesca

#VisitasTurísticasHuesca

El Castillo de Loarre es uno de los emblemas del Alto Aragón. Su silueta, que sobresale en los llanos de la Comarca de la Hoya de Huesca, es una postal perfecta de la Magia de Huesca. Pero, ¿qué esconde este castillo? Os damos algunas razones para visitarlo.

Castillo de Loarre


1- Conocer el castillo románico mejor conservado de Europa

El Castillo de Loarre conserva su estructura arquitectónica original, que pertenece al estilo románico del siglo XI. La fortaleza se mandó construir para atacar desde aquí las posiciones de los musulmanes en Bolea y Ayerbe. Destaca de esa época la Iglesia Mayor, dedicada a San Pedro y erigida por mandato de Sancho Ramírez.

2. Viajar de la mano de una guía

Desde el castillo se ofrece al posibilidad de conocer todos sus secretos de la mano de un profesional del turismo que os guiará por sus diferentes espacios. Es una buena manera de descubrir qué hay dentro de las murallas y de conocer los secretos mejor guardados de sus piedras. Hay visitas en español, francés e inglés. E incluso existe la posibilidad de contratar visitas adaptadas a grupos de mayores y escolares. Para aseguraros lo mejor es reservar fecha y hora en la web Oficial del Castillo de Loarre.

3. Hacer una ruta senderista

Se puede llegar la castillo de dos maneras. O bien en vehículo por la carretera o bien andando desde el pueblo de Loarre. Desde el mismo parte un sendero sencillo que, eso sí, siempre será en ascenso. Poco a poco, a medida que se camina, se va descubriendo una bella panorámica de la zona. En días de buen clima no es difícil ver parapentes surcando el cielo.

4. Visitar un escenario de película

El Castillo de Loarre ha inspirado a directores de cine y de series de televisión. La Magia del Cine se dejó ver en las grandes pantallas de medio mundo gracias a la película de Ridley Scott. El británico emplazó parte de “El Reino de los Cielos” en Loarre. El Castillo también se ha visto hace poco en la exitosa serie de Televisión Española “El Ministerio del Tiempo”. En ella, el castillo es una temible prisión.

5. Tener una panorámica perfecta de la Hoya de Huesca

Al estar en alto, la vista desde arriba sobrecoge. Cuando alcancéis el punto más alto, incluso si subís a la Torre de la Reina o la Torre del Homenaje, descubriréis los colores de la Hoya de Huesca. Una llanura salpicada de vida y de campos de cultivo, que desearéis fotografiar. La estampa es bonita a todas horas del día, pero al atardecer, una magia especial inunda el ambiente y el sol baña las parades del castillo para otorgarle un halo único.

¿Necesitáis más razones? ¡Os esperamos!

  • Show Comments (0)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies