foz-binies2

En la Jacetania, municipio de Ansó, encontramos un tramo de unos 3 km de longitud de gran valor paisajístico, con varios y fáciles accesos al cauce.

La Foz de Biniés está catalogada como Punto de Interés geológico de Aragón.

Las cristalinas aguas del río Veral, desde Zuriza hasta su desembocadura en el río Aragón, presentan unos valores naturales excepcionales, con tramos fluviales todavía vírgenes. El tramo que aquí se propone es un recorrido a pie por la Foz de Biniés de visita obligada para todo amante de la natura de Huesca La Magia.

Ruta Foz de Biniés

Desde Jaca, por la N-240 en dirección Pamplona hasta llegar a Berdún, donde se toman el desvío por la A-1602 hacia el Valle de Ansó.

Entre las poblaciones de Biniés y Santa Lucía, siguiendo el curso del río Veral, la Foz es atravesada interiormente por la misma carretera.

Para su visita, lo más recomendable es recorrer la foz andando, al menos hasta la confluencia con el barranco de San Miguel. El resto del tramo, de apenas 2 km, puede visitarse realizando paradas más o menos largas.

Para contemplar la magnitud de este cañón se puede acceder a un punto panorámico que asoma al tramo más impresionante de la Foz. Para ello se deja el coche a la entrada de la Foz, unos metros antes de la estación de aforos. Tomar la pista que parte a mano derecha (verja) y que se adentra en un espeso bosque. En sucesivas lazadas superaremos unos 150 metros de desnivel en algo menos de 30 minutos.

Su singular ubicación, junto a la protección que le brinda su inaccesibilidad y unida a los fenómenos ambientales, ha propiciado unas condiciones muy especiales, bajo las cuales crece una gran variedad de flora y fauna. En las zonas más soleadas la vegetación está dominada por las carrascas, junto a quejigos y bojes. Es también muy importante la de anfibios y reptiles, como el buitre común, el treparriscos, el alimoche o el vencejo real.

Al pie de la carretera, al norte del barranco, en dirección a Ansó, encontramos el mirador de la Foz de Biniés, acondicionado con mesas de madera y con un panel indicativo de las aves que podemos observar.

En la misma carretera, pasado el pequeño túnel llamado el Portal de los baños, encontramos unas pozas donde hasta los años 40 funcionaron unos baños que se hicieron muy populares, sobre todo debido a la fría temperatura del agua que manaba de las paredes. En aquel tiempo se recomendaba para mejorar la circulación sanguínea o para las dolencias de riñón.

Fuente: Libro 70 paseos por los ríos de Aragón y www.pasoapalmo.com

  • Show Comments (2)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies