Buenos días magos, hoy os pedimos ayuda para hacer ganadora a nuestra carrasca milenaria de Lecina 🌳, como El árbol del año que representará a España en el concurso europeo del 2021 «Tree of the year».

Solo tienes que pinchar en «Vota Aquí», seleccionar tu favorito, introducir tu email, darle a enviar y por último te llegará un correo para que confirmen que el email no es falso:

👉 VOTA AQUÍ 👈

¿Por qué se merece ser la ganadora?

Esta antigua y milenaria vecina de Lecina es querida por todos sus habitantes. Se celebran bodas bajo su copa, se han sellado pactos bajos sus hojas e incluso cuenta con su propia leyenda.

Fué nombrada Árbol Singular de Aragón.

Tiene una altura de 16,5 metros y el diametro de su copa es de 28m con una superficie de 615 m2. Y da grandes cantidades de bellotas por ello se la conoce como la Castañera. 🙂

Carrasca Milenaria de Lecina_Alfredo Garzo

Cuentan que hace mucho tiempo, Lecina estaba rodeada por unos impenetrables y misteriosos bosques de encinas y robles, donde se ocultaban lobos, osos y también las brujas. Los vecinos temían a las brujas ya que les causaban crueles desgracias. Causaban la enfermedad y muerte a personas y animales, o les mandaman terribles tormentas que asolaban la localidad.

Sin embargo las carrascas del bosque estaban contentas, tal era el temor de las gentes del lugar que no se atrevían a entrar en el bosque para hacer leña. Una de las más jóvenes de las cararscas no estaba muy contenta por la mala fama que tenía el bosque y sentía pena por los habitantes del pueblo. Tan disgutada estaba que no dejaba refugiarse en sus ramas a las brujas.

Fuente fotografía: www.ibanbarrenetxea.com
Fuente fotografía: www.ibanbarrenetxea.com

Por esta actitud eran frecuentes las discusiones con los demás árboles. Las brujas, que escucharon las protestas de la joven carrasca, decidieron irse a otro bosque y para agradecer el apoyo prestado por las más viejas les concedieron todo lo que desearan.

Las más presumidas quisieron que sus ramas y hojas fuesen de oro. Otras desearon desprender uno de los más deliciosos permufes, y el resto pidieron que sus hojas fuesen brillantes y de cristal. Sólo la pequeña carrasca quiso continuar siendo como siempre.

Las brujas les concedieron sus deseos. Al tercer día desde que las brujas abandonaron el bosque se desató una terrible tormenta de viento y nieve. Se repente las hojas de cristal cayeron al suelo hechas añicos y esos árboles terminaron muriendo.

Otro día, un pastor no pudo impedir que su rebaño se lanzara a comer las hojas aromáticas. Desde entonces, los habitantes, cortaron esas encinas para alimentar a sus ganados con las hojas. En el bosque solo quedaban, además de nuestra pequeña carrasca, los árboles convertidos en oro. Pronto fueron desmenuzados por ladrones y vecinos.

De todo ese impenetrable bosque solo quedaba nuestra pequeña carrasca, que desde entonces todos respetaron y no dejó de crecer.

Fuente Leyenda: http://bit.ly/1XpeAgr

 

 

  • Show Comments (3)

  • Juana Mary Lecumberri

    Me ha encantado la historia. No la conocía, pero ya había votado porque me enteré a travás de facebook. Lo compartí con mis amigos para que tenga más votos. Un saludo

    • Rosa Maria

      Me ha hecho mucha ilusión leer este articulo, hace unos años en la revista National Geographic publicaron un articulo de la carrasca de Lecina o castañera de Carruesco, que es mi segundo apellido.

  • Carmen

    Que historia tan bonita, no se si estará publicada como cuento para niños de no estar es una idea que lanzó.

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies