La historia de Jaca ha estado estrechamente ligada a la Historia del Reino de Aragón, siendo capital de un incipiente reino entre 1077 y 1096. Uno de sus vestigios más importantes es sin duda la Catedral de San Pedro, uno de los templos del arte románico más importantes de la Península Ibérica. Destaca la aportación de sus elementos decorativos, sobresaliendo entre todos el ajedrezado jaqués y sus esculturas figurativas.

En 1077 el monarca Sancho Ramírez dotó de fueros a la ciudad de Jaca, convirtiéndose en sede diocesana y por tanto con el privilegio de disponer de una catedral. Ese mismo año, se mandó levantar un templo dedicado a San Pedro sobre el monasterio ya existente del mismo nombre. Jaca era un enclave destacado dentro de las rutas del Camino de Santiago que conducía a los peregrinos desde Roma a Compostela. Esta situación geográfica privilegiada le permitió convertirse en un importante núcleo comercial.

El templo viviría diferentes etapas. La segunda se atribuye a la época de Alfonso I, el Batallador. Bajo su mandato se retomó su construcción. Está documentada la finalización de la misma en 1139 gracias a la bula papal de Inocencio III, Pie Postulatio, que confirma la conclusión de la catedral de Jaca. En el siglo XV, la población preocupada por el estado degradado del templo (la Catedral sufrió dos incendios, uno en 1395 y otro en 1450) decide mejorarla. Se añaden nuevas capillas, se construye la sillería coral, se arreglan las techumbres y se empieza a potenciar la devoción a Santa Orosia.

Con el Renacimiento y con una Jaca enriquecida por el comercio ultrapirenáico, la Catedral sigue sufriendo cambios. Se construyen bóvedas en las naves que hasta el momento habían estado cubiertas de madera, se abren capillas laterales, se levanta la Lonja pequeña, se modifica el claustro románico y se construye la torre. En el siglo XVIII se desmonta el retablo mayor de piedra para recibir el nuevo ábside los frescos de Manuel Bayeu.

plano_catedral de Jaca. Fuente: http://www.jaca.esLa catedral, enclavada en el centro histórico jaqués, conserva una estructura básica románica. Tiene una planta basilical de tres naves de cinco tramos con cinco ábsides correspondientes. Posee una cúpula y dos pórticos para acceder al templo. De los tres ábsides románicos sólo se conserva el meridional y es en allí donde se puede disfrutar la ornamentación del ajedrezado jaqués.

El ajedrezado jaqués está basado en la alineación de pequeños cilindros con relieve que asemejan su imagen a un tablero de ajedrez. Desde Jaca se extendería su uso a otros templos como pueden ser La Catedral de Zaragoza, San Martín de Frómista, San Isidoro de León o Santo Tomé de Zamora, entre otros.

Ajedrezado jaqués en la catedral de Jaca. Fotografía de ELCABALLOALVARO http://bit.ly/2wYV4og

Otro de los elementos importantes de esta Catedral es el Crismón de su puerta principal. Tanto por su validez arquitectónica como por lo que representa. En los templos medievales, las entradas a las iglesias  no eran sólo un lugar de paso, sino que marcaban la separación entre el mundo terrenal y la Casa de Dios.

LA PORTADA OCCIDENTAL se sitúa al fondo de un profundo pórtico, cubierto con medio cañón, que tendría además función penitencial, tal como lo indican las representaciones y los textos del tímpano, en cuyo centro se dispone el típico Crismón Trinitario flanqueado por dos leones: el de la derecha aplasta con sus garras a un oso y a un basilisco, representando a Cristo como vencedor del pecado y la muerte, mientras el de la izquierda protege a un hombre vestido de penitente que se prosterna ante él, mostrando así su misericordia divina.

Fuente: http://www.diocesisdejaca.org/

Pero además, no hay que olvidar sus esculturas figuradas que se extienden en canecillos y capiteles. Un verdadero tesoro que hace de este lugar un punto esencial del románico. La representaciones están dedicadas a varios temas, pero sobresalen en número aquellos dedicados al Antiguo Testamento. Estos los podemos encontrar en varios puntos de la catedral (incluso en el museo), pero unos de los más representativos se encuentran en la Portada Meridional. Allí se eleva un tímpano modificado con dos capitales que representan por un lado a Abraham e Isaac y por otro a al episodio de la burra Balaam y el Ángel salvador. Ambos están atribuídos al Maestro de Jaca.

Capitel de Baalam. Fuente: http://www.arteguias.com/Existe la posibilidad de realizar visitas guiadas a Jaca Medieval los sábados a las 11:00 para visitar la Catedral, la  colección románica del Museo Diocesano,  el Sarcófago Doña Sancha, la Torre del Reloj y el Ayuntamiento. La duración del tour es de 2:30. Las inscripciones se tienen que realizar en el Museo Diocesano, tfno. 974 36 21 85 –  974 35 63 78.

Fuentes imágenes:

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

  • Show Comments (1)

Your email address will not be published. Required fields are marked *

comment *

  • name *

  • email *

  • website *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies